A LOS MAESTROS Y MAESTRAS DE MI PATRIA

Elías Jaua Milano


15 de enero de 2018

​​La patria venezolana hoy amanece empinada de orgullo venerando a nuestros queridos maestros y maestras, a su humildad, a su entrega, a su mística, a su afán por el estudio, a su abnegación.

Orfeon Magisterial, coro del IPASME y el histórico Orfeón Universitario de la UCV rindieron homenaje a nuestras Maestras y Maestros en su día saludos

Orfeón Magisterial, coro del IPASME y el histórico Orfeón Universitario de la UCV rindieron homenaje a nuestras Maestras y Maestros en su día saludos

El pueblo venezolano es el gran maestro de sus conductores, como decía Argimiro Gabaldón. Decimos hoy que nuestro pueblo es maestro, porque sus maestros y maestras son pueblo humilde, sabio y libre.

En nombre del Gobierno Bolivariano del Presidente Nicolás Maduros y del profundo amor que profesó el Comandante Chávez por nuestras maestras y nuestros maestros hemos venido a acompañarlos y acompañarlas en este sentido homenaje. Vaya desde este recinto, el Panteón Nacional lleno del fuego sagrado que irradia nuestro Padre Libertador, el compromiso y respeto para ti maestro, para ti maestra de mi Patria, allá en los Andes y en el Zulia y en todo el Occidente; allá en la épica llanura venezolana; allá en nuestra Amazonía; en nuestra Guayana; en el oriente heroico.

Allá y aquí en las grandes ciudades y pueblos del centro de Venezuela. Sientan el abrazo y el aplauso que solicito para el maestro y para la maestra de los hijos e hijas de esta Patria nuestra, Venezuela.

Hoy 15 de enero de 2018, conmemoramos aquel 15 de enero de 1932, de iniciativas organizativas lideradas por el Maestro del siglo XX Luis Beltrán Prieto Figueroa, contra la dictadura Gomecista.

En este siglo XXI, el gobierno de la Revolución Bolivariana, primero con nuestro Comandante Hugo Chávez y en esta etapa con el Presidente Nicolás Maduro, sigue luchando junto a ti por la protección del salario, de la estabilidad, de la protección social, de la formación docente, de la soberanía y de la profundización de la democracia participativa y protagónica.

Maestros y maestras ustedes no están solos en esta compleja situación que nos toca confrontar como pueblo por defender nuestro derecho a la autodeterminación nacional. Nosotros con ustedes y ustedes con nosotros, porque somos pueblo en lucha por una sociedad de iguales, libre, soberana.

En las próximas horas y días el gobierno bolivariano seguirá anunciando acciones para garantizar los derechos laborales del magisterio venezolano. No descansaremos en esta batalla contra la especulación, la usura, el boicot económico. El salario de los trabajadores y en especial de nuestros maestros y maestras es un derecho sagrado y lo vamos a defender contra el capitalismo salvaje que se nos quiere imponer por la vía de los hechos.

El neoliberalismo lo derrotamos en los 90, sin tener el poder político. Claro que en este tiempo podremos vencer a ese modelo excluyente que privatiza, que congela salarios, que arrebata prestaciones y pensiones, que despide por miles a educadores y educadoras en países hermanos.

¡En Venezuela, no volverá el neoliberalismo, el capitalismo salvaje, la barbarie!.

Un año tengo al frente del Ministerio del Poder Popular para la Educación, agradezco la confianza del compañero Presidente Nicolás Maduro al encomendarme esta hermosa tarea.

Mi compromiso crece con el magisterio venezolano, hoy tengo más conciencia de su vital importancia para la formación de una cultura del trabajo, de la igualdad, del amor a la Patria, de respeto a la diversidad cultural, del amor por la humanidad, de convivencia pacífica.

Porque hoy más nunca necesitamos reconocernos como hermanos, hermanas, diferentes sí, pero hermanos venezolanos y venezolanas para defender nuestro derecho a vivir en paz y así garantizar un buen porvenir, como lo expresó el Maestro Cecilio Acosta.

“La paz (…) es uno de aquellos beneficios que no forman algazara que de ordinario no se aprecian, sino que más bien se malbaratan, y [es] la única condición y el único camino para el adelanto de los pueblos, ella es la que acerca y doctrina a los hombres, (…) la que hace florecer las artes e industrias, primera causa de apego al suelo y fundamento de amor patrio, la que preside a las deliberaciones comunes, la que hace conocer y satisface las necesidades colectivas”.

Venezuela tiene derecho a vivir en paz, ustedes son maestros y maestras de paz. En su labor descansa la tamaña responsabilidad de formar una generación para la convivencia pacífica.

Para finalizar comparto esta reflexión del nuestro hermano Pedro Calzadilla, Presidente del Centro Nacional de la Historia:

“Rendimos especial homenaje a las maestras venezolanas. Porque sabemos que la inmensa mayoría de ese formidable cuerpo que todos los días construye la Patria buena desde escuelas y liceos son mujeres y, sin embargo, durante mucho tiempo se decía día del maestro, así, afirmando la situación de rezago que durante años y siglos ha signado la sociedad capitalista y patriarcal que negaba los derechos y el protagonismo de la mujer. Aun tenemos mucho terreno que andar para desterrar todo signo de discriminación o negación de esas formidables protagonistas de la vida. Reconozcámoslas en los nombres, por ejemplo, de Argelia Laya, combatiente, maestra y orgullosa afro descendiente, luchadora incansable por los derechos de la mujer venezolana; de Mireya Vanegas, en cuya breve existencia supo ser maestra, profesora de ciencias e investigadora; de ejemplo de conciencia y compromiso como América Bracho, insigne educadora y luchadora infatigable, impulsora de la colección bicentenario y recientemente reconocida con el premio nacional de historia. Digamos con orgullo día de la maestra y del maestro, dando su lugar a la mujer, como nos enseña la constitución de la República Bolivariana de Venezuela”.

Reivindiquemos pues a nuestros educadores y educadoras, que se escuche en todos los rincones de la Patria ¡Feliz día de la Maestra y el Maestro!

Comparto con ustedes esta presentación del Orfeón Magisterial, coro del IPASME y el histórico Orfeón Universitario de la UCV quienes rindieron homenaje a nuestras Maestras y Maestros en su día.

¡¡Mil bendiciones!!

Anuncios

LA PATRIA AMENAZADA

Elías Jaua Milano.


Como lo advertíamos en el artículo pasado,  este año será definitorio y la batalla por la autodeterminación nacional será librada con intensidad en el frente interno y en el internacional.

Esta semana que pasó vimos el despliegue del imperialismo más agresivo que nunca, como consecuencia de la soberbia supremacista y la incultura política de quien lo dirige. Vaya por cierto nuestro abrazo bolivariano a los dignos pueblos hermanos de Haití y El Salvador víctima de agresiones xenófobas y racistas por parte de Donald Trump. Que nuestra indignación se convierta en aliento para reimpulsar los esfuerzos de unión latinoamericana y caribeña.

Patria Victoriosa

Rescatemos de las palabras de nuestro Comandante Chávez: ¡La Patria está en peligro!: ¡Volaremos como las águilas!”.

En nuestra Patria,  en apenas 14 días del año, el gobierno supremacista  de los Estados Unidos ha desatado un ataque en todos los frentes contra nuestra soberanía. Nuevas sanciones, amenazas, agresiones, chantajes, acciones de desestabilización violenta a lo interno y una campaña desesperada contra el dialogo político entre venezolanos que se desarrolla en República Dominicana. 

Este ataque contra la posibilidad de un acuerdo que nos permita lograr la estabilidad política, económica y la convivencia pacífica mediante el ejercicio de nuestra soberanía nacional, sólo se explica en el afán del gobierno norteamericano de generar una situación de violencia generalizada, a través de sus actores políticos más extremista en el país, dado el  autoconvencimiento de que la oposición venezolana no les garantiza una victoria electoral contra la Revolución Bolivariana, en las venideras elecciones presidenciales.

Sólo eso explica tanto empeño en impedir un acuerdo político para ir a las elecciones en un clima de confianza mutua y de garantías electorales, económicas y sociales para que el pueblo de Venezuela elija soberanamente su gobierno. La incapacidad política, manifiesta, de la oposición desespera a sus amos imperiales y los hace actuar al desnudo y de manera brutal contra el pueblo venezolano.

Ante estas amenazas para condicionar nuestro derecho a elegir en paz nuestro destino, como pueblo debemos alzar más alto que nunca la bandera de la unidad nacional para preservar esta Patria nuestra, que nos pertenece a todos y todas, del peligro de la violencia y la subordinación imperial.

La dirección política de la Revolución es la primera responsable de convocar, preservar y cuidar celosamente la unidad del pueblo, tomando acciones que sumen, que multipliquen las voluntades de millones a favor de la Independencia y la paz nacional.   

Hoy más que nunca está vigente la consigna de los soldados paracaidistas liderados por nuestro Comandante Chávez, aquella madrugada del  4 de febrero de 1992, “¡La Patria está en peligro!: ¡Volaremos como las águilas!”.

Elevemos el vuelo en lo ideológico, en lo político, en el funcionamiento orgánico, en lo económico, en  lo ético por nuestra amada Patria Venezuela. Que Dios nos acompañe ¡Venceremos!.

¡LLEGÓ EL 2018!

Elías Jaua Milano.


Feliz y próspero año nuevo para todas las familias venezolanas que son el soporte de esta Patria nuestra y buena. Llegó el 2018, con la carga emotiva que trae un año que será de grandes definiciones para la vida nacional.

Habrá elecciones presidenciales y en nuestra Patria, desde la llegada de la Revolución Bolivariana, esta escogencia trasciende a la presidencia. Cada proceso electoral es una encrucijada donde decidimos si seguimos con el proyecto de Independencia e igualdad social contenido en el Plan de la Patria o si retrogradamos a la subordinación neocolonial y su régimen de exclusión social y cultural.

Llegó el 2018, cargado de esperanzas y de trabajo junto al #PuebloSabioYLibre

Llegó el 2018, cargado de esperanzas y de trabajo junto al #PuebloSabioYLibre

Dediqué los últimos días del año 2107 y los primeros del actual a conversar, escuchar más bien, a mucha gente del pueblo militantes o no. Allí en las calles, hay una gran conciencia y sabiduría que debe ser valorada.

“Que nos hablen claro, que cuando no hay, nos digan no hay y nosotros sabemos resolver, nos arrecha que nos pinten pajaritos preñaos” me decían en Caricuao. En La Vega escuche “Aquí nadie se puede apropiar de Chávez, Chávez nos sintetizaba a todos y ahora todos debemos sintetizar a Chávez”. Un guariqueño me afirmó “Hay que combatir la corrupción, porque la corrupción funcionarial lleva a la corrupción popular y esa es la muerte de la revolución”.

En Barlovento me demandaban “Pongan gobierno chico, aquí todo el mundo hace lo que le da la gana con el bachaqueo, hasta muchos efectivos policiales y militares andan en la guachafita”.

En Valles del Tuy me afirmaban “En el 2018 vamos a elegir entre tener derechos y no tenerlos, y nuestros derechos no tienen precio”. Y una maracucha me armó un brollo “Confíen en el pueblo, dejen la coqueteadera con los grandes empresarios. Se reúnen con ustedes y después nos fuñen a nosotros”.

Una gente de Oriente reclamaba “Hay que volver al debate ideológico, allí no nos gana nadie. Eso nos enseñó Chávez, salir del dime y dirite politiquero”.

Mucho más escuche y aprendí del pueblo sabio y libre. Y en este punto recuerdo al Comandante Chávez en la presentación del Plan de la Patria “El vivo, efectivo y pleno ejercicio del poder popular protagónico, es insustituible condición para el Socialismo Bolivariano del Siglo XXI”.

En futuro es claro, aunque la lucha sea ardua solo con la Verdad Revolucionaria, Venceremos las Batallas por venir.

En futuro es claro, aunque la lucha sea ardua solo con la Verdad Revolucionaria, Venceremos las Batallas por venir.

Ahora que nuestro compañero Presidente, Nicolás Maduro, ha llamado a consulta para elaborar el programa de gobierno, el Plan de la Patria periodo 2019-2025, es bueno oír más allá de las asambleas de la vanguardia. Necesario es hacer grupos focales, recoger opiniones de la calle sobre los problemas reales y como resolverlos. El pueblo de a pie sabe y reclama ser escuchado.

Recuperar la ética revolucionaria; ejercicio de la autoridad en todos los aspectos; disciplina en los organismos de seguridad; confianza en el pueblo; apoyo a la producción comunal y social; ofrecer solo lo que se puede cumplir; debate de ideas frente a la confusión que genera la compleja situación económica; solo el pueblo salva al pueblo y Chávez somos todos y no solo un Partido son las principales recomendaciones que recogí de mis conversas de estos días.

Todas esas opiniones se orientan a una preocupación central “Tenemos que ganar las elecciones presidenciales. Los gringos nos la van a poner más dura, pero no somos débiles, si vamos a poder”. Esa afirmación me recordó la frase de nuestro Padre Simón Bolívar al General Rafael Urdaneta, fechada 18 de septiembre de 1830 “Esperaremos a las elecciones. Llegado este caso, la legitimidad nos cubrirá con su sombra o habrá un nuevo Presidente. Se habrá despejado el horizonte político y sabremos, en fin, si hay Patria o no”.

Nuestro Libertador esa última vez no pudo. Por Bolívar, por Chávez, por nuestra historia, por el porvenir nosotros si podremos. En 2018 habrá elecciones y tendremos Patria. Dios mediante, pueblo mediante así será.

¡HASTA EL 2018!

Elías Jaua Milano.


 

2017 un año de unidad, de luchas, de batallas que nos permitieron reencontrarnos con la victoria popular. Gracias a un pueblo sabio y libre con conciencia y la decisión inquebrantable de defender su derecho a vivir en paz y recuperar la prosperidad, preservando la soberanía nacional, ha sabido plantar cara ante las mayores dificultades.

¡Hasta el 2018 amado y querido #PuebloSabioYLibre!

¡Hasta el 2018 amado y querido #PuebloSabioYLibre!

2017 un año con un segundo trimestre muy duro y doloroso, en estas horas vaya nuestro sentimiento para con las familias de las víctimas mortales y con los heridos de las jornadas de violencia y odio que sufrimos durante cien días. Es responsabilidad de todos y todas que no se repitan nunca más y que haya verdad, justicia y reparación.

2017 también fue el año de donde sacamos el coraje bravío de la resistencia indígena y de nuestros libertadores y libertadoras y con nuestro poder originario encontramos el camino constituyente para poner freno a la muerte. Somos un pueblo que encara, que exige, que demanda, que interpela, que construye como nos enseñó nuestro Comandante Chávez. Un pueblo que defiende su derecho a vivir bien. A ese pueblo, al que pertenezco, muchas gracias por su fuerza, por su lucha y por su compromiso.

Los invito a buscar en mi cuenta twiter @JauaMiranda y en mi Facebook Elías Jaua Vzla, el link para acceder a una compilación de mis artículos del Blog Horizonte en Disputa, donde se registra lo que fueron mis modestos aportes a la batalla de ideas a favor de la Independencia nacional; del derecho a vivir en paz; de la participación y protagonismo del pueblo, del modelo económico del Socialismo Bolivariano; de los valores de igualdad social y reconocimiento de nuestra diversidad cultural, ideológica, social y política. Estos artículos describen analíticamente lo que hemos vivido en la Patria de Bolívar durante el 2017, en un contexto de agresión extranjera; del peligro de una guerra civil y de una situación económica apremiante para nuestro pueblo.

En medio de la lucha contra las amenazas externas, también hemos dejado testimonio escrito de la batalla que a lo interno del proyecto revolucionario se ha librado contra el reformismo, la corrupción y la traición como procesos que pretenden minar las bases ideológicas, económicas y éticas políticas del Socialismo Bolivariano que el Comandante Chávez dejó en marcha. Lo hemos hecho con la madurez que se requiere para preservar la unidad en estas circunstancias de acoso imperialista.

En 2018 seguiremos junto al pueblo sabio y libre empujando el Sol para que se despeje el horizonte. Somos venezolanos y venezolanas y por nuestras venas corre sangre libertaria y patriota.

Mi compromiso con Uds. de seguir luchando por la alborada de una auténtica humanidad. Con Cristo vamos. Feliz navidad y próspero año nuevo. Nos vemos en el 2018, rumbo al 2030.

Enlace compilación de artículos – Horizonte en Disputa

EL SOL DE LA VICTORIA

Elías Jaua Milano.


El Sol de la victoria de Santa Inés alumbró de nuevo en toda la Patria el pasado domingo, con el triunfo del chavismo en las elecciones municipales, que viene a cerrar un ciclo de victorias en este último semestre del año  2017. Ciclo que se abrió con la iniciativa política y constitucional tomada por el Presidente Nicolás Maduro de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente que nos permitió sofocar con más de 8 millones de votos la violencia armada desatada por la contrarrevolución.

El #PuebloSabioYLibre, su conciencia, su paciencia y su organización fueron el soporte de la victoria del 10D a favor del derecho a vivir en paz

Haber logrado la tranquilidad pública abrió el cauce para la participación electoral que permitió el ejercicio democrático de elegir y ser elegido en las elecciones regionales y municipales, con el saldo de 19 gobernaciones y más de 300 alcaldías para la Revolución Bolivariana.

El pueblo su conciencia, su paciencia, su organización junto a la vocación democrática y de paz de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana son los soportes de esta victoria a favor del derecho a vivir en paz y a la autodeterminación nacional que tenemos como pueblo.

Este cierre victorioso del año 2017 no esta exento de dolores. 140 familias venezolanas hoy lloran a sus seres queridos caídos en la orgia de odio y de violencia convocada por la dirigencia opositora. A todas esas familias nuestro sentimiento y nuestra más sincera solicitud de perdón por no haber podido evitar que nos llevaran a esa situación de enfrentamiento violento entre venezolanos. Iguales sentimientos para los heridos, algunos de ellos y ellas con lesiones para toda la vida.

Nuestro compromiso de insistir por los caminos del diálogo político y del ejercicio democrático para que nunca más esto vuelva a ocurrir.

En paralelo a la victoria política, se desarrollan otras batallas aun por ganar en el campo económico, de la seguridad ciudadana, contra la agresión imperialista creciente y la batalla estratégica por perseverar en el horizonte de la revolución bolivariana, a saber la plena soberanía nacional, la igualdad social, la democracia revolucionaria, la propiedad social, una nueva ética pública y la construcción de poder popular.

Con todo lo que falta por hacer, necesario es reivindicar las victorias obtenidas este año y prepararnos para ganar el año que viene las batallas que le devuelvan la tranquilidad a la vida cotidiana de la familia venezolana.

En el 2018 se pondrá a prueba la permanencia del chavismo en el Gobierno, en las elecciones presidenciales. La Revolución está obligada a lograr una victoria histórica 

En el cielo encapotado se abrió un rayo de luz  que nos permite mirar mejor el horizonte del 2018, año donde se pondrá a prueba la permanencia del chavismo en el gobierno, en las elecciones presidenciales.  Estamos obligados por la historia a lograr esa victoria.

Hoy es 17 de diciembre de 2017, conmemoramos un año más del ocaso del Sol de Colombia, la grande, nuestro Libertador Simón Bolívar. En trece años se cumplirán  200 años de su partida. Es responsabilidad de todos los venezolanos y venezolanas que en el año 2030 tengamos una Patria soberana, unida, prospera, desarrollada, igualitaria y democrática, como el mejor homenaje que le podamos rendir sus hijos e hijas. Dios mediante, así será.  ¡Viva Bolívar!

SANTA INÉS, VENIMOS DE LEJOS

Elías Jaua Milano


 

El chavismo sintetiza un largo camino de resistencia y lucha que comenzó con la insurrección indígena contra el genocidio español siguiendo con las rebeliones de africanos traídos como esclavos a estas tierras; la guerra de Independencia con las banderas de libertad e igualdad enarboladas por nuestro Padre Simón Bolívar; la rebelión popular liderada por Zamora a mediados del siglo XIX contra la traición al proyecto bolivariano de igualdad social; la revolución restauradora de la soberanía nacional entregada en el altar de las potencias extranjeras de principios del siglo XX; la lucha obrero, campesina y estudiantil por conquistar la democracia desde el año de 1928; la insurgencia guerrillera contra la traición al espíritu democrático que el 23 de enero de 1958 derrocó a la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, la resistencia estudiantil, obrera, campesina y militar contra la imposición del modelo neoliberal en la década de los noventas.  Es una corriente histórica, una corriente popular, patriótica, democrática que siempre ha mantenido en alto las banderas de Independencia e igualdad.

Zamora decía que hay que “Hablar siempre con el pueblo, escuchar siempre al pueblo. Un #PuebloSabioYLibre siempre defiende su poder.

Esa corriente popular hace 19 años logró una victoria estratégica, cuando el 6 de diciembre de 1998 eligió Presidente de la República a uno de los nuestros el Comandante Hugo Chávez y bajo su liderazgo emprendimos la recuperación de la soberanía nacional, la construcción de un modelo de igualdad social y de protagonismo político y económico de las grandes mayorías.  En medio de las más grandes amenazas y agresiones del imperio norteamericano hemos podido avanzar en el proyecto histórico democrático del pueblo, lamentablemente con heridas materiales y morales para toda la Nación que debemos sanar.

Ese proyecto es recogido en una frase de Ezequiel Zamora, en víspera de la Batalla de Santa Inés del 10 de diciembre de 1859, “Después de Santa Inés marcharemos a Caracas y ya no habrá hambre, miseria, ni mazmorras, ni grillos para el pueblo que hizo la independencia, pero el fruto fue nada más que para la oligarquía. Como sabemos ese anhelo fue truncado con el balazo que mató a Zamora, un mes después, en San Carlos, Cojedes.

Ese anhelo es el que recoge nuestro Comandante Chávez en la década de los 90.  Así los expresa, respondiendo a una pregunta de Ignacio Ramonet, en el libro Mi Primera Vida, publicado en 2013. Dice allí el Comandante “En la mentalidad colectiva de la sociedad venezolana de los años 1992 a 1998, radicaba un renacimiento de la esperanza……O sea: comenzó a existir en la imaginación colectiva el deseo de un nuevo país con más justicia, más igualdad y menos corrupción.

Hace 19 años, por fin llegó la hora mil veces postergada de iniciar la construcción de una sociedad donde podamos vivir con justicia, igualdad, libertad, dignidad. Hemos avanzado, no ha sido fácil el andar, nos falta mucho por hacer, por eso no podemos permitir que se nos vaya esta hora, tantas veces luchada por nuestro pueblo.

Zamora decía que hay que “Hablar siempre con el pueblo, escuchar siempre al pueblo. Para que el pueblo defienda su poder, tiene que sentir que en verdad lo tiene, que le pertenece a nuestros indígenas, a los campesinos y campesinas; a los pescadores y pescadoras; a los trabajadores y trabajadoras, a los estudiantes; a los soldados; a los y las profesionales, a los comuneros y comuneras; al ciudadano y ciudadana de a pie y especialmente a nuestra juventud. Solo así sentirá que vale la pena seguir haciendo revolución.

La democracia nueva, está ordenada por el pueblo Constituyente; construyendo la vía venezolana al socialismo

Hace 5 años, el líder que nos dio la victoria estratégica, nuestro Comandante Hugo Chávez nos dejó su último mensaje, en el mismo pidió que ante la eventualidad de que ya no estuviera con nosotros, como lamentablemente ocurrió el 5 de marzo de 2013, eligiéramos al compañero Nicolás Maduro como Presidente y más allá lo asumiéramos como el líder de la Revolución Bolivariana. Así lo hicimos y lo seguimos haciendo, con humildad, la inmensa mayoría de los y las chavistas.

En ese mensaje del 8 de diciembre de 2012, Chávez también ratificaba el rumbo democrático, popular, socialista,  pacífico y electoral de nuestra revolución “…Debemos garantizar la marcha de la Revolución Bolivariana, la marcha victoriosa de esta Revolución, construyendo la democracia nueva, que aquí está ordenada por el pueblo en Constituyente; construyendo la vía venezolana al socialismo, con amplia participación, en amplias libertades, que se están demostrando una vez más en esta campaña electoral para gobernadores, con candidaturas por aquí y candidaturas por allá. Libertades. En plenas libertades. Sigamos pues por el camino de Chávez, el camino que viene de lejos y no por otro, haciendo revolución.

Este 2017, como dice la copla de Florentino, “…al diablo lo cogió el día queriéndonos atropellar. Como hace 158 años, estamos cerrando este año con una victoria popular a favor de la Independencia, la paz y la igualdad.  Que este domingo 10 de diciembre de 2017, toda Venezuela sea un inmenso Santa Inés y se abra el horizonte hacia el 2018.

NOS VEMOS EN SANTA INÉS

Elías Jaua Milano


El próximo 10 de diciembre se cumplen 158 años de la Batalla de Santa Inés. Batalla por la igualdad social, por el respeto a la dignidad del pueblo, por la verdadera independencia, por la soberanía popular.

Ante nuevas adversidades, construimos nuevas victorias. Sigamos con el pensamiento Zamorano, defendiendo nuestra Patria

Ante nuevas adversidades, construimos nuevas victorias. Sigamos con el pensamiento Zamorano, defendiendo nuestra Patria.

El éxito de esa épica popular conducida por el General del Pueblo Soberano Ezequiel Zamora estuvo en su capacidad de liderazgo, en la voluntad de triunfar de sus hombres y mujeres, en la conciencia de la unidad de mando y en la convicción de luchar por una sociedad de iguales, sueño inconcluso del proyecto de Bolívar.

Este 10 de diciembre del año 2017 nos toca librar otra batalla en el campo electoral. La misma corriente histórica y popular que liderizó Zamora y que vio postergada su llegada al poder hasta 1998, cuando bajo el mando de un bolivariano y zamorista, Hugo Chávez logró una victoria estratégica para la construcción de una sociedad donde podamos vivir todos con justicia y dignidad, nos toca participar masivamente para enviar un mensaje claro de paz y autodeterminación nacional.

Vamos a esa batalla en medio de una  necesaria estremecida ética a lo interno de la revolución, de malestares en algunos sectores del movimiento popular por la designación o no designación de candidaturas, de angustia por el ataque especulativo de los últimos días y en el contexto de una agresión económica extranjera cada vez más fuerte.

Nos vemos en Santa Inés, la Batalla de Zamora, sigue más vigente que nunca en nuestros días

Nos vemos en Santa Inés, la Batalla de Zamora, sigue más vigente que nunca en nuestros días. Sigamos juntos en UNIDAD, LUCHA, BATALLA y consechando las VICTORIAS REVOLUCIONARIAS.

Es hora de mirar el horizonte, de procesar los malestares, las angustias y las conmociones y convertirlas en fuerza para defender lo estratégico,  por sobre las diferencias tácticas.

Es la hora de oír de nuevo con atención, el llamado de Chávez del 8 de diciembre de 2012, “Unidad, lucha, batalla y victoria”. Nos vemos en Santa Inés. Amanecerá y veremos.