LLEGÓ DICIEMBRE

Elías Jaua Milano.

Llegó el último mes del año 2016, en el que la República ha sufrido una de las más grandes amenazas de toda su historia. Nuestro pueblo sometido a grandes dificultades en el abastecimiento de alimentos y medicinas; intentos de agresión y aislamiento internacional; desarrollo continuo de un golpe parlamentario para derrocar al Gobierno constitucional,  con la consecuente inestabilidad política y el peligro de violencia fratricida, son los principales indicadores de la afrenta fascista que nos ha tocado superar.

Frente a esa agresión, se plantó una inmensa vanguardia popular que organizó el sistema de distribución de alimentos casa por casa; que asumió la producción como una tarea política y que con la fuerza de sus movilizaciones masivas supo neutralizar los intentos de violencia. Esa voluntad del pueblo, para preservar la paz y la democracia participativa y protagónica, fue acompañada por su Gobierno Revolucionario, por la mayoría de las instituciones del Estado y por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

img_1729

Se plantó una inmensa vanguardia popular, protagónica, acompañada por el Gobierno.

La batalla del 2016 no ha terminado. En estos últimos días, quienes no quieren el diálogo y la paz han desatado toda su capacidad de hacer daño a la economía, con el objetivo de generar mayores dificultades y con ello una situación de zozobra y desaliento en la población.

img_3019

Quienes no quieren diálogo y paz buscan generar una situación de zozobra y desaliento.

Es hora de que la gente buena, la gente patriota, la gente que quiere paz, levante una muralla de dignidad que derrote este ataque desesperado de fin de año y le exija a la oposición que basta ya; que asuman el diálogo por la paz con seriedad. Venezuela necesita una tregua para que todas las familias tengan un fin de año sosegado y poder emprender como Nación, en el 2017, las políticas correctas para superar las dificultades, retomar el camino de la prosperidad y abrir el horizonte del porvenir.

img_3020

Venezuela necesita una tregua para que las familias tengan un fin de año sosegado.

Nosotros, los y las dirigentes revolucionarios y revolucionarias, debemos contribuir con esa necesaria tregua que necesita la familia venezolana en estos días. Nuestra vida política no puede consumirse en atacar y defendernos de la contrarrevolución, hay una inmensa mayoría de nuestro pueblo que espera de nosotros un mensaje de aliento, reconocimiento y comprensión a su esfuerzo y sobre todo, seguir mostrando el camino a las soluciones estructurales de nuestros problemas como sociedad, que para nosotros no es otro que el camino hacia nuestro socialismo.

img_3180

Nuestra vida política no puede consumirse en atacar y defendernos.

Llegó diciembre, todos y todas esperamos pueda ser de recogimiento, de reunión cristiana y celebración modesta en nuestro hogares, de reencuentro comunitario en nuestros aguinaldos y demás tradiciones culturales y religiosas. Dios mediante, conciencia mediante, así será.

Finalmente, no quiero dejar de expresar que diciembre llegó con la buena nueva del acuerdo petrolero para avanzar hacia la recuperación del precio de nuestra principal materia prima y con el reconocimiento a los carnavales de El Callao, como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por parte de la UNESCO.  Son buenas noticias, preludio de que nuevos tiempos están por venir. Sintamos cada día el orgullo de ser Venezolanos.

img_3004

Diciembre llegó con buenas noticias, preludio de que nuevos tiempos están por venir.

¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE, COMANDANTE FIDEL!

Elías Jaua Milano.

Como me dijo este sábado 26 de noviembre, en la madrugada, mi camarada Ángel Palacios, Fidel no deja vacío en nosotros, nos deja llenos de amor por la humanidad, y le pedimos permiso para llorarlo un instante y luego seguir luchando por la alborada de un mundo nuevo. Así es, Fidel es y será faro de luz en el camino hacia una sociedad  auténticamente humana, el Socialismo.

“Pronto deberé cumplir 90 años, nunca se me habría ocurrido tal idea y nunca fue fruto de un esfuerzo, fue capricho del azar. Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos como prueba de que en este planeta, si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que los seres humanos necesitan, y debemos luchar sin tregua para obtenerlos”. Fidel Castro Ruz, 19 de abril de 2016.

Hoy la madeja de sentimientos y recuerdos no me permiten escribir más, por eso comparto el artículo que escribí el 13 de agosto pasado, con motivo de los 90 años del Comandante Fidel.

Captura de pantalla 2016-08-13 a las 11.00.14

Fidel es y será faro de luz en el camino hacia una sociedad auténticamente humana.

FIDEL

“Nosotros siempre hemos sido muy optimistas. Creo que sin ser optimistas no se puede ser revolucionario”. Fidel Castro Ruz.

El Fidel que conozco personalmente desde noviembre del año 2000, gracias a nuestro Comandante Chávez, es un ser humano apasionado por la causa de una humanidad auténticamente humana.

En las ocasiones que he tenido el privilegio humano e histórico de escuchar al Comandante Fidel Castro, durante muchas horas que siempre serán insuficientes para aprehender de su saber acumulado y de su pensar estratégico, su principal tema de conversación es acerca de la necesidad de producir los alimentos necesarios para alimentar a la actual población mundial y a la que se proyecta exista para el año 2050 y más allá.

Cómo lograr producir esa magnitud de productos alimenticios y cómo distribuirlos con justicia, es el centro de sus mayores ocupaciones. Ese interés por la alimentación lo ha convertido en un verdadero científico agrícola, generando trascendentes aportes para el futuro de la vida humana. Así lo creo.

Igualmente, valoro de sus disertaciones el tiempo que le ha dedicado al estudio del tema del ahorro energético y de la preservación del ambiente como variables fundamentales, para garantizar la existencia de la especie humana en nuestro planeta. Sobre ello también sus aportes deben ser sopesados con objetividad, por encima de cualquier prejuicio político.

La amenaza de la autodestrucción humana, como pulsión inmanente en nuestra especie, es siempre motivo de conversación para un hombre que nació en el contexto de la primera guerra mundial y que le ha tocado vivir y conocer todas las confrontaciones del siglo XX, y de lo que va de siglo XXI, llegando a ser factor influyente como líder revolucionario de alguna de ellas, como fue el caso de la lucha armada contra el apartheid en África, y un actor fundamental en la llamada Guerra Fría.

En él, he percibido una gran incertidumbre acerca de si los humanos seremos capaces de conjurar el maleficio de la guerra y evitar nuestra propia desaparición de la faz de este planeta. Sin embargo, la duda no genera escepticismo en el hombre que cumple 90 años, como lo expresa en uno de sus pensamientos:

“La generación venidera será mejor que nosotros, pero nosotros seremos lo que habremos hecho posible esa generación mejor”.

Comandante Chávez y Comandante Fidel Castro

Siempre se triunfará y se avanzará hacia una mejor humanidad.

Esa profunda confianza de que cuando se defiende una idea justa, siempre se triunfará y se avanzará hacia una mejor humanidad, es lo que responde a la pregunta hecha consigna por los pueblos del mundo: “Fidel, Fidel ¿Qué tiene Fidel, que los imperialistas no pueden con él?”.

Fidel tiene una pasión por la idea de que el socialismo es el sendero a la redención de la sociedad humana. Esa idea la defendió con valentía, no claudicó y enhorabuena llegó invicto a sus 90 años. ¡Hasta la Victoria, siempre!

diapositiva1-2

Sólo se puede ser un gigante de la historia, si el liderazgo se construye desde el amor al prójimo. ¡Gracias por tanto!

EL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL VENEZOLANO

Elías Jaua Milano.

El 21 de noviembre del año 1991, con dolor y rabia, lo conmemoramos enterrando a tres jóvenes, dos estudiantes liceístas, Darwin Capote y José Delgado Soteldo, y al soldado Humberto López Arias, quien salió en defensa de los muchachos; los tres víctimas de la masacre ocurrida en Macarao. Cinco días antes habíamos enterrado a Yimmi Hernández, estudiante del Liceo Andrés Bello, y en abril de ese mismo año, nos había tocado recoger herida de muerte a nuestra compañera Belinda Álvarez en las puertas de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Todos ellos y Belinda, asesinados por la Policía Metropolitana (PM), la mayoría con perdigones aliñados (con metras, clavos y tuercas).

Durante 1991, otros cinco estudiantes fueron asesinados y centenares heridos con lesiones para toda la vida, en distintas partes del país. Prueba de que estábamos enfrentando, una vez más, una política de exterminio por parte del líder adeco Carlos Andrés Pérez, sistemático represor contra el pueblo venezolano.

Con dolores, pero con orgullo lo digo, yo soy parte de esa corriente estudiantil popular, anti oligárquica, antiimperialista, de izquierda democrática socialista, que supo poner el pecho y de abonar con sus mártires, como muchas veces lo reconoció el Comandante Chávez, el camino que se abrió la madrugada del 4 de febrero de 1992 para el pueblo venezolano.

img_3380

Yo soy parte de esa corriente estudiantil popular, antioligárquica, antiimperialista, de izquierda democrática socialista.

El movimiento estudiantil venezolano tiene un continuo histórico que se remonta a febrero de 1814; a febrero de 1928; al 21 de noviembre de 1957, que da origen al día del estudiante; a la generación de los 60 que tomó el monte, con fusil al hombro, ante la brutal represión del Pacto de Punto Fijo; a las generaciones de los 70, 80 y 90 que en solitario enfrentaron la subasta del país, y la exclusión y el atropello contra los sectores más humildes del pueblo. A esa historia pertenezco y a esa historia me debo.

img_3364

Enfrentamos una sistemática y brutal política de represión.

Periodistas al servicio de las élites siempre me preguntan cuál es la diferencia entre las protestas estudiantiles en las cuales yo participé y las protestas en las que participan los estudiantes de derecha. Bien, puntualicemos algunas:

  • Nuestro movimiento era autónomo de cualquier poder interno y externo. Recuerdo que una vez, a finales de los 80, fuimos a la embajada de la Unión Soviética a entregar una carta de denuncia y lo funcionarios diplomáticos nos amenazaron con entregarnos a los órganos de seguridad. En contrario, los estudiantes de derecha están financiados y dirigidos por la Embajada e instituciones del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica; por sectores paramilitares de Colombia; por poderosos grupos empresariales venezolanos y “bendecidos” por la alta jerarquía de la Iglesia  Católica.
  • Nuestros objetivos políticos de lucha eran la defensa de la soberanía nacional; la defensa del derecho a la educación gratuita y demás derechos sociales para el pueblo; la solidaridad con los campesinos, obreros y pobladores de los barrios explotados y reprimidos. Los estudiantes de la derecha han intentado, defendiendo los intereses de poderosas corporaciones mediáticas, empresariales y latifundistas, derrocar al gobierno bolivariano y socialista que recuperó la Independencia y la soberanía nacional, que garantizó la educación pública y gratuita; que ha desarrollado un sistema de protección social para los estudiantes y el pueblo; que devolvió la tierra a los campesinos e indígenas; que restituyó plenamente los derechos laborales al pueblo trabajador. En todo esto radica la diferencia ética entre ellos y nosotros.
  • Nosotros tuvimos que enfrentar una sistemática y brutal política de represión, que solo entre 1990 y 1991 arrojó la cifra de media decena de estudiantes asesinados en las calles por efectivos uniformados de los cuerpos de seguridad del Estado, sin posibilidad de denunciar ante los medios, ante la OEA, ante la ONU, ni ante nadie en aquel mundo. En solitario enterramos a nuestros mártires, en solitario lloramos y nuestro dolor lo convertimos en coraje para seguir luchando, sin quebrarnos, sin vender nuestra dignidad. Dejo a ustedes la comparación con los estudiantes de la derecha.

img_3362En vísperas del 21 de noviembre de 2016, nosotros y nosotras, la generación de los 90, nos sentimos orgullosos de la vigorosa Organización Bolivariana de Estudiantes (OBE); de sus logros y sus desafíos hacia el horizonte, en ellos y ellas vemos reflejada nuestra victoria y sobre todo vemos proyectada la vida de nuestros mártires hacia el futuro. Los y las estudiantes bolivarianos, socialistas y chavistas, son la continuidad histórica del auténtico movimiento estudiantil venezolano.

¡Por nuestros caídos, ni un minuto de silencio, toda nuestra vida de combate! ¡Hasta la victoria siempre! ¡Que vivan los estudiantes de la Patria! Muchachada, el porvenir les pertenece.

PUEBLO REBELDE

Elías Jaua Milano.

Entre 1768 y 1771, en las selvas de Barlovento, se estableció el Cumbe de Ocoyta liderado por el Cimarrón Guillermo Ribas. Este territorio liberto se convirtió en referencia de rebeldía y lucha contra el esclavismo. Desde allí se desarrolló una lucha de liberación en todas las haciendas de Barlovento, Valles del Tuy, de Guarenas y Guatire, a las cuales se sumaron pardos, mulatos e indios tacariguas y quiriquires.

Esta fuerza popular enfrentó y derrotó con tácticas guerrilleras a las tropas coloniales durante 3 años, hasta el 10 de noviembre de 1771 cuando el Cumbe fue asaltado por fuerzas españolas superiores, cayendo en combate Guillermo y la mayoría de sus hombres y mujeres.

img_3286

En sus expresiones artísticas, en sus demandas y en la conciencia de su raíz libertaria, encontramos la esencia del porque somos un pueblo rebelde.

Allí, en Ocoyta, estuvimos el jueves pasado en un sentido encuentro popular con los afrodescendientes del Cumbe de Guillermo, donde sentimos la fuerza histórica con que representaron teatralmente a mujeres, hombres, jóvenes, niños y niñas de aquellos días de rebelión. En sus cantos, en sus bailes, en sus expresiones artísticas, en sus demandas y en la conciencia de su raíz libertaria, encontramos una vez más la esencia del porqué somos un pueblo rebelde.

Nosotros como pueblo, llevamos en el alma y en la conciencia una carga histórica de resistencia y de lucha indígena y africana; de libertadores y libertadoras criollos; de mártires estudiantes, obreros, militares patriotas y campesinos a lo largo de nuestra historia colonial y republicana. Esa larga lucha se convirtió en victoria popular, cuando liderada por el Comandante Chávez, el 6 de diciembre de 1998, esta corriente histórica de resistencia pasó a ser victoriosa y ganó democráticamente el poder político.

img_3287

Llevamos en el alma y en la conciencia una carga histórica de resistencia y de lucha.

Esa lucha ha estado caracterizada por el derecho a ser reconocidos como sujetos políticos por las élites que desde el inicio desconocieron el propio carácter humano de nuestros indígenas y de los africanos esclavizados, y que luego han desconocido al pueblo en su diversidad cultural, en sus derechos, en su protagonismo. Allí radica el origen principal, desde mi punto de vista, del conflicto de clases en Venezuela. Nuestra historia, es la lucha de las mayorías por el reconocimiento a existir, a vivir, a ser, frente a la negación de las élites oligárquicas.

A lo largo de ese conflicto hemos desarrollado una cultura de rechazo contra la prepotencia, los privilegios, el atropello, el abuso de poder, el racismo, el clasismo, el agavillamiento, la desigualdad y la exclusión.

De allí radica la fuerza de la Revolución Bolivariana, del chavismo como gran alianza popular, para emprender el mayor esfuerzo histórico de democratización política, económica y social; de reconocimiento a nuestra diversidad étnica y cultural; de construcción de una sociedad igualitaria y de restitución de poder al pueblo.

img_3288

No podrá haber otra forma de gobernar democráticamente, que no sea sobre principios de participación y protagonismo popular.

De ahora en adelante no podrá haber otra forma de gobernar democráticamente a Venezuela, que no sea sobre los principios de participación y protagonismo popular. Así debemos entenderlo quienes pretendemos ser dirigentes de nuestro pueblo insumiso, así deben entenderlo las élites de cualquier signo que pretendan restaurar un régimen de exclusión en nuestra Patria.

Sintámonos orgullosos de ser un pueblo que no baja la cabeza ante los poderosos, sintamos el orgullo de ser un pueblo sublevado, pueblo rebelde.

RECONOCERNOS


Elías Jaua Milano.

El 15 de enero de 2011 nuestro Comandante Chávez presentó su mensaje anual frente a la Asamblea Nacional, que iniciaba un nuevo periodo constitucional (2011 -2016), con la particularidad del retorno de una numerosa fracción parlamentaria de la oposición tras cinco años de ausencia, como consecuencia de la política opositora de abstención en las elecciones de diciembre de 2005.

En esa oportunidad, el Comandante Chávez dirigiéndose a los diputados y diputadas revolucionarios y contrarrevolucionarios, expresó: “Que nosotros los comprendamos a ellos y a ellas; y que ellos o ellas nos comprendan a nosotros porque todos somos venezolanos, venezolanas y estamos en este mismo territorio. Ni uds. se van a ir de aquí ni nosotros tampoco”.

Con ese espíritu chavista asisto, comisionado por el Presidente Nicolás Maduro Moros, al diálogo político con la  dirigencia opositora, con el espíritu de encontrar ese espacio de compresión entre los venezolanos y venezolanas que reclamaba nuestro Comandante Chávez.

No se trata de creer o no creer en la palabra de los dirigentes de la MUD, yo les creo lo que a una romana de palo; se trata de creer y defender los valores que nuestra Revolución Bolivariana postula desde sus orígenes, construir una Venezuela donde quepamos todos y todas con igualdad, justicia y dignidad, y para ello debemos reconocernos en nuestras diferencias como pueblo.

El valor de la inclusión es un valor sustantivo para el chavismo y por ello, los y las dirigentes revolucionarios y revolucionarias, estamos obligados a abrir el espacio para reunificar desde la base a todo el pueblo trabajador en las tareas estratégicas de expandir y consolidar nuestra Independencia Nacional y construir nuestro Socialismo Bolivariano, es decir, una sociedad humanamente gratificante.

Una mera pelea de grupos, el PSUV contra la MUD, no contribuye a la elevación de la conciencia de clase del pueblo y a su reunificación en torno al adversario principal que es el sistema de explotación, corrupción y exclusión expresado en el capitalismo.  En ese sentido, considero acertadas las palabras del Presidente Nicolás Maduros cuando nos llama a no dedicar todo nuestro  esfuerzo a una pelea estéril contra la MUD, si no a trabajar más con nuestro pueblo, a consolidar el poder popular, a elevar nuestra conciencia y nuestra capacidad organizativa para seguir convenciendo a las grandes mayorías de trabajadores y trabajadoras, campesinos y campesinas, jóvenes, indígenas, pobladores y militares, de que la Revolución Bolivariana es su proyecto.

El pueblo no puede ser dividido entre escuálidos y revolucionarios, el pueblo, todo el pueblo, debe ser el sujeto protagonista de la Revolución, escuálidas son las élites oligárquicas cualquiera que sea su signo. Debemos tener claro que lo radical de un proceso revolucionario no es el autoritarismo,  lo radical estriba en la voluntad y capacidad de hacer transformaciones culturales, sociales y económicas profundas que permitan la emergencia de una nueva sociedad, honesta, igualitaria, trabajadora, productiva, amante de la vida y de la paz; una sociedad auténticamente humana, una sociedad socialista.

Por último, quiero compartir con uds. una frase de nuestro Comandante Chávez, del año 2010, que recuerdo de memoria: “Ni habrá pacto con la burguesía, ni  desenfreno revolucionario. La Revolución Bolivariana irá al ritmo que podamos imprimirle en el contexto histórico”. Yo creo en eso.

FRAUDE CONTINUADO


Elías Jaua Milano.

La dirigencia contrarrevolucionaria ha intentado, en estos 10 meses del año, movilizar a sus bases y capitalizar el malestar de la población, contrariando la realidad constitucional, legal y de correlación de fuerzas orgánicas existentes en nuestra sociedad.

Mentira tras mentira, esa dirigencia ha desarrollado un guión fraudulento sin eficacia política, pero sí con mucho impacto negativo sobre la estabilidad política, económica, social y psicológica de la familia venezolana. Veamos la secuencia de la estafa política, en marcha por parte de la MUD:

Frustración, odio y desprecio en marchas opositoras.

Frustración, odio y desprecio en marchas opositoras.

  • “Encontraremos una salida para en seis meses salir de Maduro”. Han pasado diez meses y el pueblo sigue en el poder, gracias a su conciencia y a Dios.
  • “Encontramos no una, sino cuatro salidas: enmienda, revocatorio, abandono del cargo y calle para que renuncie”. Después de meses de lucha interna, asumieron que la única posible, constitucionalmente hablando, era el referéndum, pero ya era tarde para que los lapsos reglamentarios permitieran que ese mecanismo fuese este año.
  • “Recogimos 2 millones 800 mil firmas”;  luego afirmaron: “en verdad certificamos 1 millón 800 mil firmas”, de las cuales fueron a validación poco más de 1 millón, ya que del total de firmas 605 mil resultaron fraudulentas; finalmente sólo ratificaron 400 mil firmantes. Diría el refranero popular, “qué culpa tiene la estaca, si el sapo brinca y se ensarta”.
  • “El 1 de septiembre será la toma de Caracas, sin retorno, para sacar a Maduro”. A las 2:00 de la tarde de ese día, los dirigentes opositores llamaron a retirarse y a tocar cacerolas en la noche. La frustración quedó registrada  en la etiqueta digital  #MalditaMUD.
  • “El 7 de septiembre será la toma de Venezuela”. Sin comentarios.
  • “El 23 de octubre convocaremos a una sesión para destituir a Maduro”. Ese día aprobaron convocar a otra sesión, para discutir cómo lo sacarían.
  • “El 26 de octubre tomaremos la autopista y no descartamos ir a Miraflores”. Ese día no fueron a Miraflores y convocaron a un Paro Cívico para el viernes 28 de octubre, cuyo fracaso todavía es comentado dentro y fuera de Venezuela.
  • Está anunciado: “El martes 1 de noviembre haremos un juicio de responsabilidad política al Presidente de la República, y con la mayoría parlamentaria, destituiremos a Maduro”. Hay que recordarles, a quienes todavía les puedan creer a estos estafadores políticos, que las sesiones de la Asamblea Nacional son ilegales por estar ésta en desacato al Tribunal Supremo de Justicia, pero sobre todo deben saber y documentarse que no hay ningún artículo, literal, numeral o palabra en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que le otorgue al Poder Legislativo hacer juicios políticos al Jefe del Estado, ni inventar por mayoría un supuesto abandono de cargo.
  • Sigue la amenaza: “El jueves 3 de noviembre iremos, ahora sí, a Miraflores a entregar la carta de destitución a Maduro”. Una verdadera irresponsabilidad, ya que es sabido que desde el pasado martes 25 de octubre,  la casa de gobierno está rodeada de campesinos, trabajadores, comuneros, pobladores, jóvenes, motorizados, estudiantes y milicianos defendiendo su derecho a gobernar y a que se respete su mandato. Las fuerzas del orden público están obligadas a evitar el enfrentamiento. Gracias a Dios y al Comandante Chávez, ya no hay Policía Metropolitana que conduzca la masacre de pueblo contra pueblo, como aquel fatídico 11 de abril de 2002. Dios mediante, ley mediante, eso más nunca pasará en nuestra Patria.

Paralelo a esta sarta de mentiras, el país ha presenciado con estupor la burla que han hecho los dirigentes de la MUD del diálogo político, que el pueblo venezolano reclama para recuperar la estabilidad y la prosperidad alcanzada en Revolución.

¿Qué explica esa conducta? La lucha intestina, entre personajes inmaduros, con severos traumas de personalidad, seniles y todos y todas con una gran ambición personal, y con poderes económicos detrás que los y las empujan al asalto del poder, promoviendo el odio social contra el chavismo, sin importar la destrucción de Venezuela y el sufrimiento del pueblo.

Marcha celebrando 11 años de alfabatetizacion, día de Simón Rodríguez y victoria sobre el Paro opositor. El Chavismo es alegría

Marcha celebrando 11 años de alfabatetización, día de Simón Rodríguez y victoria sobre el paro opositor. El chavismo es alegría

Frente a eso, la respuesta del pueblo que llegó a creer en ellos ha sido un creciente desencanto; la de nosotras y nosotros, los y las chavistas, ha sido la remoralización, la movilización, la renovación de la esperanza, la conciencia de lo que tenemos que defender hacia el futuro.

En este contexto, la principal tarea de los revolucionarios y las revolucionarias debe ser convencer a todo el pueblo trabajador que la Revolución Bolivariana y Socialista es su proyecto histórico y debe abrazarlo, más allá de esta difícil coyuntura que vamos a superar, porque su porvenir está de este lado de la historia.

CERRAR FILAS


Elías Jaua Milano.

Las noticias que nos llegan desde los países más al sur de nuestra América, nos dan cuenta de una restauración del modelo neoliberal apenas las élites oligárquicas retoman el poder político, bien sea por vía electoral o por golpes de Estado, por ahora, parlamentarios.

Consejo Presidencial de Gobierno Popular para las Comunas.

Consejo Presidencial de Gobierno Popular para las Comunas.

Privatización de activos y yacimientos nacionales; despidos de centenares de miles de trabajadores y trabajadoras; tarifazos en los servicios públicos; congelación de la inversión en salud, educación, jóvenes, mujeres, campesinos, pobladores, emprendedores, indígenas entre otros; congelación de salarios y tercerización del empleo; acompañados de persecución judicial contra el liderazgo popular. Esto que está pasando en países hermanos no deja lugar a dudas, cuando las élites dominantes vuelven, vuelven por todo y con todo contra el pueblo.

Protestas en Brasil contra el gobierno de Temer por la congelación de la inversión en educación.

Protestas en Brasil contra el gobierno de Temer por la congelación de la inversión en educación.

Es por eso que cuando nosotros hablamos de defender el poder, no estamos hablando de la defensa de una posición burocrática. La preservación del poder político por parte de las corrientes populares democráticas o socialistas, es la garantía del futuro del pueblo, mediante el pleno ejercicio de sus derechos culturales, sociales, políticos y económicos.

No nos llamemos a engaños, al imperialismo y sus oligarquías lacayas no les interesa coexistir con las mayorías populares en términos de igualdad y respeto a su soberanía y derechos, ni nunca han alternado ni alternarán el poder con movimientos obreros, campesinos, indígenas o populares en general.

Nada bueno se puede esperar del retorno de unas élites resentidas y llenas de odio social contra los pueblos que nos hemos atrevido a soñar e iniciar la construcción de sociedades soberanas, democráticas, justas e igualitarias.

Protestas contra el Gobierno de Macri en Argentina por despidos masivos.

Protestas contra el Gobierno de Macri en Argentina por despidos masivos.

Por ello, frente a las decisiones legales sustentadas en el fraude cometido por sus promotores, que han suspendido la recolección de firmas para un eventual referéndum revocatorio contra el presidente de un gobierno democrático, popular y socialista como el del compañero Nicolás Maduro Moros, la conciencia de clases nos dicta que debemos cerrar filas en torno a su defensa.

Cerrar filas para impedir que se abra paso a la restauración neoliberal en nuestra Patria y así poder preservar, recuperar y expandir hacia el futuro lo logrado en materia de soberanía nacional, protagonismo popular, inversión social, democratización de la propiedad, recuperación de los bienes y recursos nacionales, para garantizar el ingreso necesario que nos permita darle vigencia al Estado Social de Derecho y de Justicia, plasmado en nuestra Constitución Bolivariana.

Protestas en Paraguay contra el paquete neoliberal del Gobierno de Cárter.

Protestas en Paraguay contra el paquete neoliberal del Gobierno de Cárter.

Unidad de los y las patriotas, de los revolucionarios y las revolucionarias, de los y las chavistas, a fin de ganar la batalla por la estabilidad política y económica para todo el pueblo; crear y sumar poder popular para abrir el camino de las nuevas victorias que nos permitan despejar el horizonte y seguir construyendo nuestro Socialismo Bolivariano, en paz y en democracia.

El pueblo trabajador no debe esperar nada de las oligarquías y sus partidos. Cerremos filas, que solo el pueblo salva al pueblo.